Oficios y tradiciones

En esta ruta, ideal para los más pequeños, podrás conocer en profundidad los procesos productivos tradicionales, las costumbres y leyendas de la zona e incluso ¡flotar como en el mar Muerto!

Una aventura divertida que, además, está salpicada de tesoros que encontrar. Es imposible aburrirte con los oficios y tradiciones. En cada una de las paradas de esta página encontrarás un tesoro. Para localizarlo, te facilitamos unas coordenadas y una serie de pistas. Te recomendamos que te descargues la aplicación gratuita Geocaching.com. Allí tienes todos nuestros tesoros geolocalizados y las pistas.

Advertencias

– Necesario vehículo.
– Necesario llevar el móvil en todo momento.
– Recomendado descargar App de Geocaching (Google Maps podría ser una alternativa suficiente).
– Recomendado descargar el PDF de la ruta (disponible en «link a la ruta») por si nos encontramos en algún lugar sin cobertura poder seguir teniendo la información de la ruta.

Ubicación del tesoro

N 42º 08.147 E 000º 13.562

Pista:
Tras unas piedras

EL GRADO: MOLINO DE CHUAQUÍN

Aquí, en El Grado, hay un magnífico molino de harina. Es una interesante manera de conocer cómo se hacía la molienda de trigo. Una muestra de arqueología industrial de principios del siglo XX, momento en que los molinos incorporaron nuevas tecnologías compatibilizando el método tradicional de molienda con la electricidad, convirtiéndose en pequeñas centrales. Este centro de interpretación tiene dos espacios, uno dedicado a la maquinaria del molino, identificación del territorio (El Grado y la Comarca del Somontano) y las prácticas tradicionales de la pesca y la caza; y un segundo espacio dedicado al parchís y el Campeonato Mundial de Parchís que se celebró en esta localidad durante varios años. Además, del Molino de Chuaquín parten tres rutas senderistas de baja dificultad.

Ubicación del tesoro

N 42º 11.588 E 000º 09.045

Pista:
En ese muro, mueve solo una pequeña piedra

NAVAL: ALFAREROS Y SALINAS

Aquí, el oficio más famoso, sigue siendo el de alfarero. Gente de toda la comarca venía a comprar cerámicas, ¡incluso alguno de Zaragoza!

Durante el siglo XIX fue probablemente la localidad que abastecía a la mayor parte de la montaña, la mitad de Aragón y parte de Cataluña. Sus alfares se dedicaron casi siempre a la cerámica “de fuego”, es decir, destinados a su uso en la cocina o en contacto con el fuego.

¿Sabías que la tradición alfarera de Naval nació en la Edad Media y era la población musulmana la que la desarrollaba con gran maestría? Cuando los musulmanes fueron expulsados, hubo un parón en la producción, hasta que llegó gente de otros lugares y comenzó de nuevo a fabricar ollería.

Actualmente, y por desgracia, solo queda un alfarero tradicional en esta localidad, David Echevarría, quien trabaja en una alfarería abierta al público en ocasiones y en la que realiza talleres de iniciación al torno.

El Centro de Interpretación de la Alfarería de Naval está situado en la casa del alfarero Pedro Salanova, ya fallecido, en la que se encuentra intacto su taller, el horno, las balsas…

Además de la alfarería, Naval tiene gran tradición en la extracción de sal. La revolución industrial no afectó al trabajo en los salinares de Naval, donde la técnica tradicional perduró hasta nuestros días. Sin embargo, hace unos años la producción de sal cayó en crisis por lo que hubo que encontrar una nueva salida para aprovechar este recurso. La solución fue la apertura de un centro de baños salinos terapéuticos con una concentración de sal mayor que la del mar Muerto.

Además de los salinares y el centro de interpretación de la alfarería, os invitamos a que visitéis la colegiata de Santa María, que fue construida en el siglo XVI y es una de las muestras de la importancia histórica que tuvo esta villa. La parte más antigua de esta localidad es además la más elevada, es lo que llamamos el barrio del Cotón, donde se encuentra la colegiata y los restos del que fue el castillo de Naval.

Ubicación del tesoro

N 42º 08.379 E 000º 02.437

Pista:
En un muro de piedra

BUERA: TORNO DE ACEITE

En Buera tienen un torno de aceite que empezó a funcionar hace siglos. En este centro os enseñarán todo lo que queráis saber sobre el trabajo que se desempañaba en las almazaras… ¿Sabías que el aceite no solo se usa para cocinar? A ver si consigues adivinar qué otros usos tiene tras tu visita.

El Torno de Aceite de Buera es una almazara de siglo XVIII, restaurada y convertida en un espacio de interpretación del proceso tradicional de elaboración del aceite mediante paneles, audiovisuales… Además, en las proximidades, junto con una zona de picnic con agua potable, se encuentra la ruta (en torno a 2km) a la ermita de Santa María de Dulcis, Bien de Interés Cultural por la yesería barroca de tradición mudéjar. Se puede disfrutar de un agradable paseo en un Bosque de Olivos centenarios, con más de 20 variedades, con carteles explicativos y un reloj solar en el que las horas están marcadas por trece olivos.

Ubicación del tesoro

N 42° 02.234′ E 000° 07.459′

Pista:
A media subida sientate y cogelo.

BARBASTRO: CENTRO DEL VINO

El conjunto arquitectónico de San Julián, del siglo XVI, acoge ahora el Espacio del Vino. Un centro donde podrás conocer una de las especialidades más famosas de la zona: el vino de la Denominación de Origen Somontano.

Hablar de Barbastro y no hablar de vino es inconcebible. Casi 100 empresas se dedican aquí a la enología. Si quieres conocerla en profundidad te recomendamos la Ruta del Vino del Somontano o si lo prefieres mezclar con cultura el Festival del Vino Somontano.

Rutas relacionadas
Uncastillo es de esos lugares en los que descubres una cosa nueva cada vez que vas. Una villa con encanto, con muchísimo encanto. Es como si hubiera habido una planificación urbanística durante siglos para dar un resultado armónico en todas sus calles, plazas y callejuelas. Sorpréndete a cada paso y enamórate de Uncastillo: es inevitable.
Low
Sos la amurallada, la innacesible. Una belleza medieval que conserva su trazado original y su función defensiva. Si necesitas sosiego, Sos es tu lugar.
Low
Prepirineo Clandestino
existe gracias a:

!!! Enhorabuena Clandestinos.... sigue disfrutando de las búsquedas de tesoros en nuestro entorno!!!!